Sexo después del parto

¿Cuánto tiempo tienes que esperar para tener relaciones sexuales después de dar a luz?

Después del parto, tanto si ha sido un parto vaginal como una cesárea, el útero y el cuello uterino necesitan tiempo para sanar.

Cuándo se puede volver a tener relaciones después del parto

¿Por qué se debe esperar para tener relaciones sexuales después de dar a luz?

El revestimiento del útero, especialmente el sitio donde se unió la placenta, es susceptible a la infección.

No es seguro tener relaciones sexuales con penetración hasta al menos 3 semanas después del parto. Durante este tiempo, por lo general, la mujer todavía está sangrando y existe riesgo de hemorragia o de infección uterina.

Es importante evitar cualquier cosa que pueda introducir bacterias en el interior de la vagina y provocar una infección, como las relaciones sexuales con penetración, las duchas vaginales o los tampones.

El sangrado postparto es una señal de que el revestimiento uterino está cicatrizando, y puede durar entre 3 y 8 semanas. Cuando el flujo deja de ser de color rojo brillante, indica que la curación está casi terminada.

Cuando ha habido una episiotomía o desgarro vaginal, habrá que esperar más tiempo.

En estos casos se recomienda esperar 6 semanas antes de tener relaciones sexuales. Suele ser cuando la mayoría de las mujeres van a su examen postparto, y cuando el médico podrá comprobar que la vagina y el perineo están completamente recuperados para poder volver a mantener relaciones sexuales seguras y placenteras.

 

 

Tómatelo con calma

Han pasado seis semanas del parto, tu episotomia o tu cesárea ya están prácticamente curadas, ya no estás dolorida, pero puede que todavía no quieras retomar con las relaciones sexuales.

Han sido muchos los cambios que tu cuerpo, y tu vida, ha sufrido después del embarazo y del parto. Tu cuerpo necesita recuperarse, y lo más probable es que estés agotada y abrumada con el cuidando del bebé. Los cambios hormonales también pueden haber disminuido tu libido.

Tómatelo con calma.

Dile a tu pareja cómo te sientes. El hecho de que no puedas, o no te apetezca, tener sexo con penetración no significa que no puedas tener otros tipos de cercanía con tu pareja. Abrazar, besar, o acariciarse son una buena manera de dejar que tu cuerpo sane por completo y de que poco a poco, tu líbido vuelva a reaparecer.

Sexo después de dar a luz

Una vez que ya te sientas lista para el coito puedes intentar:

  • Experimentar con posiciones diferentes en las que tu puedas controlar la profundidad de la penetración. En caso de cesárea, las posiciones de lado pueden ser útiles para que no haya presión sobre la herida. Lo mejor es experimentar, y buscar con la que os sintáis mejor los dos.
  • El uso de un lubricante debe reducir cualquier molestia.
  • Asegúrese de que su pareja sabe lo que se siente bien y lo que no lo hace a medida que avanza.

 

 

Seguir leyendo:


Añadir comentario