¿Por qué me cuesta tanto perder peso?

Seguro que conoces a mucha gente que no tiene que hacer ningún esfuerzo para permanecer delgado, mientras que a ti te cuesta muchísimo conseguir mantener tu peso

Puede que tengas lo que se conoce como resistencia a la pérdida de peso. Una condición muy frustrante para las mujeres.
La resistencia a la pérdida de peso se produce cuando una mujer tiene un desequilibrio fisiológico/metabólico que hace que perder peso y mantenerlo sea extremadamente difícil, incluso cuando se están haciendo grandes esfuerzos por conseguirlo.
resistencia-perdida-peso-euroresidentes

Cada uno metaboliza las grasas de manera diferente

Por esto algunas personas pueden comer lo que quieran y no tienen problemas de peso, mientras que para otras comiendo mucho menos, ganan peso con más facilidad.
En esto la genética jugar un papel importante. Así que será necesario conocer qué alimentos y qué tipo de ejercicio son los más adecuados para cada persona cuando tenemos que perder peso, para que sea compatible con la composición genética de cada persona.
Independientemente de la genética de cada persona, hay muchas opciones dietéticas y de estilo de vida que pueden aumentar la capacidad para perder peso y no recuperarlo. Cuando se trata de salud, y de pérdida de peso, se tiende a agrupar a todas las personas dentro de la misma categoría. Pero todos somos individuales y diferentes.
Son muchísimos los tipos de dieta que se pueden encontrar para perder peso como son las dietas bajas en grasa, dietas de estilo mediterráneo, las dietas altas en proteínas, dietas bajas en lácteos, y muchas otras opciones.
Lo mismo para el ejercicio. Algunas personas pueden beneficiarse de practicar ejercicios de resistencia, otros de fuerza, y otros con el yoga o el Pilates.
Resistencia a la pérdida de peso

Algunos consejos para vencer la resistencia a la pérdida de peso:

  • Practicar una alimentación saludable

Comer tres comidas bien balanceadas y dos meriendas al día a intervalos regulares ayudará a regular el metabolismo. Un buen aporte nutricional se consigue con una dieta de rica en frutas y verduras frescas, así como con proteínas magra a partir de carnes, pescado, nueces y legumbres.

  • Ejercicio

La clave es encontrar el tipo de ejercicio más adecuado. Practicar ejercicio de forma regular es una parte integral para una buena salud y para ayudar a superar la resistencia a la pérdida de peso.

  • Descanso

El sueño es vital para restaurar el organismo, incluido el metabolismo. Dormir permite al cuerpo a repararse y regenerarse, y además también ayuda a regular la pérdida de peso. Hay estudios que demuestran que las personas que duermen menos, comen más.

Seguir leyendo:


Añadir comentario