Pruebas en el primer trimestre de embarazo

El test del embarazo ha salido positivo y ¿ahora qué? 

Es el momento de pedir cita con el ginecólogo y de comenzar a hacerte pruebas.

Te contamos cuáles son y para qué sirven.

Primeras visitas embarazo

Primera visita

Se recomienda visitar al ginecólogo y/o a la matrona cada 4 semanas hasta la semana 36, cada 2 semanas hasta la semana 38 y semanalmente hasta el final del embarazo

En esta primera visita te recetarán suplementos de ácido fólico, yodo y hierro. También te pesarán y te tomarán la tensión.

 

En el primer trimestre las pruebas recomendadas son:

Ecografía del primer trimestre

Se realiza entre la semana 10 y 14 de embarazo, normalmente en la semana 12.

Esta ecografía sirve para:

  • Confirmar la adecuada implantación del embrión
  • Determinar si se trata de un embarazo múltiple
  • Confirmar la edad gestacional y calcular la posible fecha del parto
  • Medir el pliegue nucal, también conocido como translucencia nucal.

 

Cribado del primer trimestre

La medida de la translucencia nucal que se mide con la ecografía del primer trimestre forma parte de una prueba combinada del primer trimestre. También conocida como triple screening o triple test.
Permite detectar a aquellas embarazadas que tienen un riesgo elevado de tener un bebé con un trastorno cromosómico, como por ejemplo el síndrome de Down (trisomía 21) y otras dos trisomías como la 13 y la 18.

Es importante aclarar, que tener una prueba de cribado positiva no indica que exista un trastorno cromosómico, sino sólo mayor riesgo de padecerla. Para obtener una respuesta definitiva, se necesita una prueba de diagnóstico prenatal, como un muestreo de vellosidades coriónicas o amniocentesis que son pruebas invasivas con un mayor riesgo de aborto espontáneo.

Para el cribado del primer trimestre se tienen en cuenta tres parámetros: 

  • La traslucencia nucal. Es un espacio de líquido que los bebés tiene en la nuca, por detrás de la piel y que está aumentado en bebés que tienen problemas cromosómicos. Este edema desaparece entorno a la semana 14, por eso este estudio se realiza entre la semana 11 y 13.
  • Edad de la madre
  • Analítica en sangre:
    • Hormona femenina 17 beta estradiol (BetaHCG) que es producida por la madre
    • Hormona PAPP-a que es producida por el bebé

Con estos tres parámetros, y con un algoritmo, se puede conseguir detectar más del 85% de los fetos con riesgo de problemas cromosómicos como el síndrome de Down. 

Riesgo alto = valores < 1/250 (por ejemplo, 1/100)

Riesgo bajo = valores > 1/250 (por ejemplo, 1/10000)

Si el riesgo es alto, se ofrece la posibilidad a la madre de realizar una prueba diagnóstica invasiva como un muestreo de vellosidades coriónicas o amniocentesis.

Ecografía del primer trimestre

 

Test prenatal no invasivo

Esta es una alternativa al cribado del primer trimestre que es capaz de detectar hasta el 99% de las principales trisomías como el síndrome de Down. 

Se hace a partir de un simple análisis de sangre a partir de semana 10, y no es válido para embarazos gemelares.

Consiste en una secuenciación que permite analizar el ADN fetal que hay en sangre de la madre y compararlo con el ADN materno para detectar determinadas anomalías con gran precisión y fiabilidad. 

No está financiado, y su coste oscila entre los 500-800 euros en función del laboratorio 

Al igual que el cribado del primer trimestre no es una prueba de diagnóstico. Si el test da positivo será necesaria una prueba de diagnóstico prenatal, como un muestreo de vellosidades coriónicas o amniocentesis.

 

 

Análisis de orina y sangre

Uno por trimestre.

  • Analítica de sangre

Además de analizarse valores típicos como la glucosa o la hemoglobina, también se detecta la presencia de anticuerpos para valorar la situación de inmunidad de la madre frente a determinadas enfermedades infecciosas como la hepatitis B y C, rubeola, VIH, sífilis o toxoplasmosis.

Con el test de Coombs indirecto también se determina el grupo sanguíneo y del Rh de la madre.  Es importante conocerlo para evitar una posible incompatibilidad de Rh entre la embarazada y su bebé. 

 

 

  • Análisis de orina

Principalmente sirven para detectar infección de orina, pero también detectan la presencia de glucosa, proteínas y creatinina.

Análisis de sangre durante el embarazo

 

 

 

Seguir leyendo: 

 


Añadir comentario