He roto aguas ¿Y ahora qué?

Implica que el parto se producirá en un espacio relativamente corto de tiempo

Sólo el 15% de las futuras madres experimentan la rotura de aguas antes de que comiencen las contracciones. También se puede sentir contracciones mucho antes de que se produzca la rotura de la bolsa de agua, o incluso puede que llegue el momento del parto y que no se haya roto la bolsa.

Cuando esto ocurre, lo más probable es que notes  un goteo lento (o un pequeño chorro) de líquido amniótico incoloro e inodoro.

La rotura de aguas indica que las membranas que contienen al feto se han roto y que el líquido amniótico sale por la vagina al exterior. Es indoloro. Implica que el parto se producirá en un espacio relativamente corto de tiempo, pero esto puede suceder de forma casi inmediata o después de pasadas bastantes horas (incluso días).

¿Qué hacer si rompo aguas?

Si sospechas que has roto aguas.

Pero no estás segura, lo mejor es llamar al médico para que pueda aconsejar qué hacer.

Si la salida de líquido es constante, y abundante, lo más probable es que efectivamente se haya roto la bolsa de líquido amniótico. Será necesario acudir al hospital, ya que esto indica que el parto está próximo.

En la mayoría de los casos, después de la rotura de las membranas, las primeras contracciones comenzarán entre las 12-24 horas después.

En la mayoría de los casos se esperará un máximo de 24 horas antes de la inducción del parto. Esto ayuda a prevenir la infección y garantizar la seguridad del bebé.

 

Rotura del saco amniótico, pero sin contracciones.

Romper aguas indica que el trabajo de parto comenzará en un poco tiempo. Como la ruptura del saco amniótico aumenta el riesgo de infección, hay algunas medidas de seguridad importantes que debes tener en cuenta:

  • No debes tener relaciones sexuales.
  • No uses tampones. Si es necesario, lo mejor es que optes por una compresa o toalla sanitaria.
  • No te des un baño. Salvo que tu médico o matrona te haya dicho que puedes hacerlo.
  • No intentes examinarte tu. Espera que lo haga el médico o la matrona.
  • Mantén el área limpia. Si tienes que ir al baño, límpiate de adelante hacia atrás, nunca al contrario.

Y muy importante:

Si notas algo distinto al líquido en el interior de la vagina después de romper aguas, es importante que acudas lo antes posible al hospital. Aunque es poco frecuente, hay casos en que el cordón umbilical del bebé sale al exterior a través de la vagina al romper aguas. Este prolapso del cordón umbilical puede ser peligroso tanto para la madre como para el bebé.

También debes consultar lo antes posible, si el líquido tiene es de color una apariencia de color verde o marrón o estás de menos de 37 semanas de embarazo.

Seguir leyendo: 


Añadir comentario