Cómo mantenerse en forma durante la menopausia

Hacer ejercicio con regularidad y mantener un peso saludable puede ayudar a reducir el riesgo de muchas enfermedades.

¿Sabías que el riesgo de cáncer de mama, diabetes tipo 2 y algunas enfermedades cardíacas aumenta durante y después de la menopausia?

Cada mujer experimenta los síntomas de la menopausia de manera diferente. Adoptar algunos cambios en el estilo de vida puede facilitar la forma con la que cada mujer puede hacer frente a los cambios que se producen en su cuerpo.
Beneficios del ejercicio en la menopausia
Aunque no existen estudios que demuestren que la práctica regular del ejercicio físico puede reducir los síntomas asociados a la menopausia, si que puede ayudar a reducir el estrés y mejorar la calidad de vida de las mujeres. Además, el ejercicio regular es una excelente manera de evitar dos de los aspectos que muchas veces más preocupa a las mujeres al llegar a este momento de sus vidas: el aumento de peso y la pérdida de masa muscular.

¿Qué tipo de ejercicios pueden ser beneficiosos durante la menopausia?

  • Ejercicios cardiovasculares.

Este es una actividad de tipo aeróbico que utiliza grupos de músculos grandes, y que permite mantener un buen ritmo cardíaco. En este grupo de actividades destacamos caminar, correr, montar en bicicleta o nadar.

Se recomienda comenzar con 10 minutos al día de este tipo de ejercicios e ir aumentando paulatinamente la duración y la intensidad.

Los estrógenos protegen el corazón, por lo que la reducción de los niveles de estrógenos que se produce durante la menopausia, aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular.
  • Ejercicios de fuerza

Este tipo de actividad favorece la formación de hueso y mejora la fuerza muscular, dos aspectos muy importantes en las mujeres menopáusicas. Además también permite quemar grasa corporal y reducir el metabolismo.

  • Yoga y meditación.

Con ellas se puede conseguir reducir el estrés y algunos de los síntomas como los sofocos, la irritabilidad y el cansancio.

  • Bailar.

Puede ayudar a la formación de músculo y a mantener la flexibilidad.

A la hora de plantearse comenzar a hacer algún tipo de ejercicio físico, es importante ser realista y plantearse objetivos que sean realistas y alcanzables, ya que en caso contrario a los síntomas de la menopausia, tendremos que añadir el de la frustración.
Puede ayudar el hacer ejercicio con algún amigo o con la pareja, de este modo será más fácil mantener el compromiso y la motivación.
¿Cómo te mantienes en forma? Esperamos tus comentarios.
Cómo mantenerse en forma durante la menopausia
Seguir leyendo:

Añadir comentario