Cambios en el apetito durante la menopausia

camnLo creas o no, los cambios hormonales de la menopausia también puede afectar al apetito

Se suelen asociar los cambios en el apetito con enfermedades mentales o físicas, o incluso con el embarazo. No con la menopausia.

Pero parece que no es nada raro, y que sería la razón por la que cada vez te cueste más ponerte tus vaqueros de siempre.

Te contamos qué puedes hacer para evitarlo.

Cómo cambia el apetito en la menopausia

 

¿Por qué sucede ésto?

Parece que la respuesta está en las hormonas.

Los cambios hormonales que se producen durante la menopausia afectan a las hormonas que controlan el apetito: la grelina y leptina. Son las que nos alertan cuando tenemos hambre y cuando estamos saciadas.

La grelina aumenta el apetito.

Es la que nos hace tener la sensación de hambre y la que hace que nuestro metabolismo vaya más lento.

La leptina hace lo contrario, es la que activa la sensación de saciedad, disminuyendo nuestro apetito y acelerando nuestro metabolismo para quemar calorías.

Las mujeres perimenopáusicas tienen unos niveles más altos de grelina, por lo tanto un mayor apetito.

 

La ciencia lo confirma

Lo que muchas mujeres postmenopáusicas han sospechado todo el tiempo: La menopausia puede hacer que tengas más hambre.

Para evaluar los efectos de la disminución de la secreción de estrógenos y progesterona en el apetito, investigadores americanos estudiaron el apetito en monos que tenían bloqueada la producción de hormonas sexuales femeninas.

Se encontró que la ausencia de hormonas sexuales aumentó la ingesta de alimentos en un 67%, y que después de seis semanas, los monos habían ganado un 5% en peso corporal.

¡Seguro que conoces a alguna amiga o conocida que puede comer todo lo que le apetece sin engordar ni un gramo!

El estudio también encontró que al igual que ocurre con algunas mujeres: algunos animales comieron mucho más y no ganaron peso, o ganaron muy poco.

La explicación a ésto es que seguramente el estrógeno afecta no sólo a la necesidad de comer más, sino también al metabolismo y al nivel de actividad.

¿Aumenta el apetito en la menopausia?

¿Qué podemos hacer?

Combatir el aumento de peso postmenopáusico requiere mucho esfuerzo, pero es posible.

No sólo hay que compensar un mayor apetito, también debemos lidiar con un cuerpo que quema menos calorías que antes. Con la menopausia y el paso de los años, perdemos masa muscular. El músculo es tejido metabólicamente activo, quema más calorías en reposo que la grasa.

El apetito no lo podemos controlar, pero la actividad física y el metabolismo si que se pueden controlar, al menos parcialmente, mediante el ejercicio regular, especialmente con el entrenamiento con pesas o de resistencia.

Para las que tenemos que estar atentas a todo lo que comemos si no queremos acabar con algún kilo de más, hay algunas cosas que podemos hacer para evitarlo:

  • Comer alimentos ricos en fibra. Tardamos más tiempo en digerirlos, por lo nos hará sentir saciadas durante más tiempo. Alimentos ricos en fibra incluyen frutas, verduras y granos enteros.
  • Comer alimentos bajos en calorías
  • Controlar el tamaño de las porciones
  • Reducir el estrés
  • Dormir bien

 

Y a tí ¿también notas que tienes más apetito ahora? Comparte tu experiencia con nosotros 😉

 

Seguir leyendo:


Añadir comentario