¿Cuál es el mejor tratamiento para mi acné?

Fármacos para tratar el acné

El tratamiento del acné va a depender de la intensidad y extensión de las lesiones, así como del impacto que tiene la enfermedad en la vida del paciente.

Todas las terapias van dirigidas a impactar sobre los factores que originan el acné.

Por eso el primer punto es reducir los factores desencadenantes. Si el acné se favorece por determinados alimentos como el queso curado o el chocolate, hay que intentar evitarlos.

Tratamiento para el acné

El tratamiento médico hay que asociarlo al tipo de lesiones que tiene el paciente:

  • Acné no inflamatorio

Si el paciente tiene un acné con comedones blancos o comedones cerrados y comedones negros o comedores abiertos, es decir, tiene lesiones no inflamatorias que no tienen riesgo de dejar cicatrices, basta con un tratamiento tópico como los retinoides tópicos, que puede prescribir pues el dermatólogo.

  • Acné inflamatorio

    Cuando aparece el típico grano, la típica pústula. Pueden aparecer lesiones inflamadas e infectadas, en este caso ya puede preescribirse un antibiótico tópico. También puede utilizare un tratamiento con una crema con peróxido de benzoilo, cuyo efecto es hacer que disminuir la proliferación bacteriana y la inflamación.

Cuando la inflación va a más, y comienzan a aparecer las típicas inflamaciones dolorosas con pus ya habría que dar tratamiento antibiótico por vía oral, o retinoides orales.

De momento, los retinoides orales son el único tratamiento curativo del acné. Producen una atrofia permanente de la glándula sebácea, y en más del 90% de los casos hace que nunca más aparezcan lesiones de acné. El 10% restante en los que no termina de curarse el acné, necesitarán un segundo ciclo de retinoides

 

Los retinoides no están indicados para todos los casos

Actualmente se comercializan muchos tipos de retinoides orales, pero el más conocido sigue siendo el Roacután®

No tienen muy buena fama, pero con unas normas básicas no hay ningún problema en su uso.

  • No se debe beber alcohol. Se trata de un medicamento que es metabolizado por el hígado, por lo que hay que ser cuidadoso con su funcionamiento.
  • Puede aumentar los niveles de colesterol y de triglicéridos, por lo que hay que intentar llevar una dieta sana y mediterránea.
  • Aumenta la sensibilidad al sol. Por lo que puede producir fotosensibilidad o sencillamente, como produce sequedad de la piel y de los labios, la radiación UV del sol puede dañar más la piel. Esta es la razón por la que esta medicación no se suele dar en verano, se suele reservar para los meses de otoño-invierno.
  • Produce malformaciones en el feto. Esta es la contraindicación más importante, por lo que está absolutamente prohibido que las mujeres que toman esta medicación se puedan quedar embarazadas.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento con los retinoides orales?

Todo depende de la dosis.

Para una persona de unos 60-70 kilos, y unos 40 mg al día, suele ser aproximadamente unos 6 meses de tratamiento. En algunos casos se dan dosis más bajas 20 mg/día, pero el tratamiento es efectivo cuando se alcanza una dosis determinada.

El efecto de los retinoides orales es acumulativo. Se necesita alcanzar una dosis total del fármaco capaz de atrofiar la glándula sebácea, concretamente 120 mg/Kg de peso.

Así una persona de 70 Kg necesitará 8,4 gramos (70 Kg x 120 mg/Kg = 8400mg).

Cuando se llegue como mínimo a esa dosis se consigue el efecto final, que es la atrofia de la glándula sebácea.

 

¿Qué controles se realizan durante el tratamiento con retinoides?

Los retinoides son unos fármacos con lo que hay que seguir unos controles.

En primer lugar hay que hacer una analítica antes del tratamiento, incluido un test de embarazo negativo en el caso de mujeres, y después estos análisis se van repitiendo al mes del tratamiento, a los 3 meses y a los 5 meses de iniciarse el tratamiento.

Si los resultados de las analíticas no muestran unas alteraciones muy elevadas de los niveles hepáticos, se prueba a bajar un poco la dosis de los retinoides, y si aún así siguen elevados, aunque es una situación bastante rara, será necesario retirar la medicación.

También hay que vigilar enzimas musculares, porque hay pacientes que les aumentan las enzimas musculares. En estos casos se recomienda al paciente que haga menos deporte o se baja la dosis del retinoide.

 

¿Afectan solo a las glándulas sebáceas de la cara?

En la zona de la cara, que es donde suele localizarse el acné, la atrofia de las glándulas sebáceas es mayor y más duradera. Pero también se ven afectadas las glándulas sebáceas de otras zonas del cuerpo, como las del cuero cabelludo.

También es un medicamento que regula la queratinización, que es otro de los factores que favorece la regulación de la producción de queratina en el folículo piloso.

 

En el siguiente vídeo, el Dr. Jorge Martínez explica al Dr. Juan Madrid cuáles son los fármacos que se suelen utilizar en el tratamiento del acné:

 

Lecturas relacionadas:


Añadir comentario