Todo lo que debes saber sobre la gripe

La gripe es una enfermedad respiratoria causada por los virus de la gripe (o influenzavirus), que se caracterizan por ser muy contagiosos y por presentarse en forma de epidemias anuales durante el periodo de otoño-invierno.

Te aclaramos las dudas más frecuentes sobre esta enfermedad.

gripe

¿Cómo se contagia la gripe?

Por las gotas de Flügge

Los virus de la gripe se transmiten de persona a persona a través de gotitas de secreciones respiratorias que se lanzan al ambiente al hablar, al toser y al estornudar.

Por una incorrecta higiene

En ocasiones, es posible que una persona se infecte al tocar objetos (pañuelos, enseres de comida…) que contienen los virus de la gripe y luego tocarse la boca o la nariz.

 

¿Cuándo se puede contagiar?

La mayoría de los adultos sanos pueden infectar a otras personas, desde 1-2 días antes del inicio de los síntomas, hasta 5-6 días después de contraer la enfermedad.

 

¿Cuánto dura una gripe?

Alrededor de 1 semana.

 

¿Cuáles son síntomas de la gripe?

La gripe se caracteriza por la aparición brusca de un cuadro clínico típico formado por cuatro síntomas principales:

  • Fiebre alta (superior a 38 ºC).
  • Cefalea (dolor de cabeza).
  • Malestar general intenso.
  • Síntomas respiratorios.

Otros síntomas de gripe incluyen: tos seca, dolor de garganta, secreción o congestión nasal, dolores musculares… y también pueden presentarse síntomas digestivos, como náusea, vómitos y diarrea, pero estos últimos son más comunes en los niños que en los adultos.

 

¿Cómo se diagnostica?

Normalmente el diagnóstico de la gripe se basa en los síntomas.

La presencia de un cuadro de fiebre, malestar general, cefalea y tos, con secreción nasal en la época de la gripe, suelen ser datos suficientes.

 

¿Cuál es el tratamiento de la gripe?

Las medidas básicas en el tratamiento de la gripe son el reposo en cama, la toma de abundantes líquidos, en especial infusiones y zumos naturales. Además siempre debemos de dejar de fumar y no beber bebidas alcohólicas.

También pueden ser de ayuda los tratamientos sintomáticos:

  • Analgésicos como el paracetamol o el ibuprofeno que alivian el malestar y el dolor muscular y de cabeza, disminuyendo también la fiebre.
  • Antitusígenos para evitar el estímulo de la tos. No deben de utilizarse sin indicación médica y, en especial, si existe tos productiva con abundantes secreciones, ya que al facilitar la retención de las secreciones, éstas pueden infectarse.
  • Expectorantes: ayudan a que el moco sea más fluido y facilitan la expectoración.
  • Descongestionantes nasales: disminuyen el grosor de la mucosa de las vías nasales y reducen la congestión.

Vídeo en el que el Dr. Alejandro Hernández le explica al Dr. Juan Madrid muchas de las dudas que tenemos sobre la gripe.

Lecturas relacionadas:


Añadir comentario