Tengo diabetes y esta es mi experiencia (parte 4). Claves para vivir la diabetes con optimismo

Lydia nos explica qué es lo que suele sentir una persona cuando le diagnostican que es diabética y también nos da una visión positiva, fruto de su experiencia, de cuáles son las claves para vivir la diabetes con optimismo.

Después de escucharla probablemente veas la enfermedad desde otro punto de vista.

Tengo diabetes y esta es mi experiencia

 

¿Qué sensaciones nos puede producir, al principio, la enfermedad?

Es normal sentirnos agobiados, defraudados con el mundo. Incluso hay personas que se preguntan ¿por qué me ha pasado esto a mí? o ¿por qué tengo que preocuparme de lo que como y la gente que me rodea no?. Lydia aconseja que hay que olvidar y rechazar estas ideas inmediatamente, ya que son destructivas y no aportan nada bueno.

Como dice ella “la vida no es perfecta para nadie” ni siquiera para la gente que no tiene diabetes, pero hay que buscar ser feliz con lo que la vida te da, independientemente de que tengas o no esta enfermedad.

Reflexiona un momento ¿en qué te ha cambiado la vida?

Lydia podría decir que en nada, porque hace lo mismo que hacía siempre.

Su lema es caminando con optimismo se está mucho mejor.

¿Qué te supone estar dos meses de tu vida aprendiendo lo que pesan los alimentos aproximadamente? a partir de este tiempo vas a tener los conocimientos necesarios y no vas a tener que emplear más tiempo en ello.

¿Qué te supone tardar 10 minutos más en sentarte a la mesa porque tienes que ponerte insulina?.

Si reflexionas un poco en el tema veras que no supone tanto en la vida y si gracias a eso puedes hacer una vida normal, ¿dónde esta el problema?

Claves para vivir la diabetes con optimismo

  • Rechazar las ideas destructivas tales como ¿por qué a mi?,  esto no es justo.
  • Buscar la felicidad con la situación que te ha tocado vivir. Cómo dice Lidia, ser feliz realmente es sencillo, quizá lo difícil es llegar a hacerlo sencillo, por eso, ella anima a no ver obstáculos donde realmente no existen.
  • Entender que la enfermedad no te impide hacer las cosas que antes hacías como sonreír, disfrutar, estar con tu familia, ir a un buen concierto, ver una película o hacer deporte, por lo tanto, vive la vida.
  • Tener un apoyo familiar y de amigos ayuda a afrontar la enfermedad con optimismo.

Añadir comentario