Tengo diabetes y esta es mi experiencia (parte 14). La importancia del sensor

Ventajas del uso de un sistema de monitorización continua de glucosa

El sensor de glucosa me ha cambiado la vida.

Es mucho más cómodo, te da mucha libertad. Y lo más importante es que me permite llevar un control de la glucemia muy bueno.

¡Te cuento mi experiencia!

Ventajas del sensor glucosa

Ventajas del uso de un sensor de monitorización de glucosa

  • Evitar hiperglucemias e hipoglucemias

Porque el sensor te va a indicar la tendencia que vas a tener en los siguientes minutos.

Por ejemplo, si una hora después del desayuno me encuentro en 100, y el sensor indica una tendencia hacia una bajada, como algo y así evito los síntomas de una hipoglucemia.

Por el contrario, si una hora después del desayuno la glucemia está en 150 y el sensor muestra una tendencia a una subida, o elijo hacer un rescate con una dosis de insulina rápida o, para mi la mejor opción, hacer algo de deporte como andar o nadar. Así se consigue que la glucosa baje y no se llegue nunca a una hiperglucemia.

De esta forma el sensor te permite un control de la glucemia muy bueno.

  • Control de la glucemia por la noche

Otra ventaja que tiene el sensor es que cuando te levantas, te pasas el sensor y te indica cómo has estado durante la noche.

Esto es muy bueno para ver si has tenido alguna hipoglucemia o alguna hiperglucemia que no has notado porque estabas durmiendo.

  • Muy útil para hacer ejercicio

Cuando no utilizaba el sensor, antes de comenzar a hacer ejercicio tenía que hacer una glucemia capilar ya que no se puede ir a hacer ejercicio estando muy baja, y tienes que comer algo antes.

Esto te permite evitar pichazos, y también que mientras estás haciendo ejercicio, cada media hora ir comprobando la lectura de glucosa mediante el sensor.

Es un remedio cuando estás en hiperglucemia y te vas a andar para conseguir bajar la glucosa.

En mi caso cuando salgo andar a un ritmo rápido, cada 10-15 minutos andando, la glucemia me baja unos 10 mg/dl, y corriendo unos 15 mg/dl. Nadando baja un poco más, entre 15-20 mg/dl porque está trabajando más musculatura.

 

  • Más libertad a la hora de salir

Al día siguiente de ponérmelo me permitió ir a pasar el día a la playa con más libertad.

Comer y cenar fuera de casa, que eso antes me costaba más trabajo, porque era más costoso poder controlar bien la glucosa. Con el uso del sensor esto se ha solucionado.

 

En el siguiente vídeo la Dra. Lydia Serrano nos explica qué ventajas tiene el uso de un sensor de glucosa en el manejo de la diabetes:

 

Lecturas relacionadas:


Añadir comentario