Soplos en personas mayores

Si no se ha llevado una vida sana, es más frecuente que aparezcan problemas en el corazón

El corazón es muy sensible a los hábitos del paciente.

Si es una persona ha comido muchas grasas, ha tenido diabetes o ha fumado mucho es común que los soplos aparezcan antes que en otras personas que han llevado una vida más sana.

Los soplos se producen normalmente porque las válvulas se engrosan y dejan de tener elasticidad.

Las válvulas del corazón son como puertas, y con el paso de los años se van engrosado, se vuelven rígidas y no abren bien. Igual que aparecen arrugas en la cara, también aparecen “arrugas en el corazón”.

Soplos en personas mayores

Es una patología cada vez más frecuente

Generalmente, los soplos en personas mayores se producen por la afectación de la válvula aórtica. Se produce un soplo eyectivo.

Cuando las válvulas del corazón no abren bien, en cada latido del corazón, la sangre pasa por la aorta, y se oyen unos ruidos o turbulencias. La válvula no abre bien porque se ha calificado.

Como la esperanza de vida es cada vez es mayor, es una patología cada ves más frecuente.

Es muy común que pacientes con 70-80 años tengan un soplo en la válvula aórtica como consecuencia de una esclerosis por calcificación y degeneración de la válvula.

Normalmente no hay que preocuparse

Hay que cuantificar cuál es el área de apertura de las válvulas, y sobre todo cuál es la clínica del paciente.

Por ejemplo, en el caso de un paciente con 80 años con un soplo aórtico que tiene mucha fatiga, es importante determinar el grado de apertura de la válvula.

Hoy día hay muchísimos pacientes que se pueden tratar, e incluso operar para tratar este soplo.

Pruebas recomendadas

Además de la historia clínica, a estos pacientes se le harían otras exploración como:

  • Electrocardiograma. Para ver la repercusión sobre el corazón izquierdo, y conocer la fuerza que está haciendo el corazón. Como el ventrículo izquierdo hace más fuerza se es más grande, las paredes se engrosan. Sufre lo que se conoce como hipertrofia.
  • Ecocardiograma. Permite visualizar las válvulas para saber cómo están, si están calcificadas, el sonido y también permite cuantificar el orificio de la válvula y la presión que existe.
  • Placa de tórax. Generalmente, si no hay una patología añadida, como que el paciente es fumador, no es una prueba que suela hacerse. Con el ecocardiograma es suficiente.

En ocasiones, suele recomendarse en el caso de una intervención quirúrgica para tener una mejor valoración del paciente.

Cuándo está recomendada una intervención quirúrgica

Cuando hay un orificio menor de 1 centímetro y el paciente se fatiga es necesario abrir esa válvula

En el siguiente vídeo, el Dr. Tomás Valiente explica al Dr. Juan Madrid algunos aspectos relacionados con los soplos en las personas mayores:

Lecturas relacionadas: 


Añadir comentario