¿Qué síntomas puede notar una persona que tiene pólipos?

El espectro de los síntomas es muy variable, la mayoría de los pacientes no presentan síntomas por lo que su diagnóstico se debe basar en programas de prevención, así como en la realización de una historia clínica adecuada en la que se detallen sus antecedentes familiares.

Sin embargo en otras ocasiones pueden aparecer unas señales de alarma que hagan sospechar de la presencia de un pólipo.

colonoscopia

¿Cuáles son estas señales?

  • Sangrado del ano (rectorragia)

Las heces están manchadas con sangre roja.

En este caso el especialista tiene que diagnosticar de dónde viene ese sangrado ya que puede proceder de un pólipo, de una hemorroide, una fisura u otro tipo de lesión.

  • Anemia

Las heces tienen sangre, pero no es perceptible al ojo humano.

Es el análisis de sangre el que revela que el paciente puede tener un pólipo.

 

Cuando se sospecha que una persona tiene un pólipo ¿qué protocolos y exploraciones se hacen?

El diagnóstico final de los pólipos se realiza mediante colonoscopia, permitiendo esta técnica la realización de una polipectomía endoscópica que es una técnica que permite una resección de la lesión (separar el pólipo del cuerpo) y por tanto la curación de la misma, lo que evita la aparición de un cáncer en un futuro si este pólipo degenerase.

Ante un diagnóstico de sospecha lo que se hace es dividir a los pacientes en dos grandes grupos, los que pueden tener una posible lesión en el colon y los que es improbable que los tenga.

  • Colonoscopia

Se realiza al grupo que puede tener una lesión en el colon y que generalmente tienen algún tipo de síntoma, ya sea una anemia o un sangrado.

Esta prueba consiste en introducir un tubo por el ano del paciente para estudiar todo el colon y es importante que el tubo llegue al ciego, que es el otro extremo del colon.

¿Se seda al paciente para realizar esta prueba?

A todos los pacientes se les ofrece algún tipo de sedación que puede ser:

  • Sedación superficial en el que se utilizan fármacos que minimizan las molestias que puede producir el tubo. En este tipo de sedación el paciente es totalmente consciente del proceso.
  • Sedación profunda que se realiza cuando la sedación superficial no es suficiente y se emplean otros tipos de fármacos.

Prevención

Existen estrategias de prevención que utilizan la detección de sangre oculta en heces para determinar cuáles son los pacientes que presentan más posibilidades de tener lesiones polipoideas en el colon y someterlos posteriormente a una colonoscopia.

 

Vídeo en el que el Dr. Senador Morán le explica al Dr. Juan Madrid cuáles son los posibles síntomas de tener un pólipo.

 

Lecturas relacionadas:

 


Añadir comentario