Revisiones y pronóstico del colon irritable

Cuáles son las revisiones a las que se deben someter las personas que tiene un síndrome de colon irritable

Después del diagnóstico, cuando el paciente ya sabe qué dieta debe llevar, e incluso qué medicación. ¿Cuándo se debe volver a consultar con el médico?

Revisión colon irritable

 

Primera revisión

Una vez diagnosticado y en tratamiento el paciente debe de acudir a consulta entre los 2 y 6 meses de iniciar el tratamiento para valorar su eficacia y los posibles efectos adversos del tratamiento. Básicamente para mantener o modificar el tratamiento.

Si a las 8 semanas, la persona ha mejorado se le mantiene el tratamiento hasta los 6 meses, que es cuando se haría la segunda revisión. Dependiendo del tipo de medicación que lleve, puede disminuirse o se retire total o parcialmente.

Normalmente la medicación no se retira de golpe. Por ejemplo, en el caso de los tricíclicos puede que sea necesario mantenerlos durante al menos un año

Si hay buena respuesta a la medicación se consultará cada 6 meses.

 

Cuándo es necesario consultar antes

Si existe modificación de los síntomas en intensidad o forma y si aparecen nuevos síntomas acudirá al médico.

Cambios en la intensidad y la localización del dolor, cambios en las deposiciones, o incluso aparición de estreñimiento es importante consultarlo con el médico. Ésto ya no serían síntomas de colon irritable, y serían síntomas de alarma.

Revision tras el diagnóstico de un colon irritable

¿Cuál es el pronóstico del colon irritable?

La probabilidad de supervivencia es como la de la población normal.

Se trata de una enfermedad crónica que cursa con periodos sin síntomas y que presenta recaídas .

El principal problema es que en algunos pacientes, la calidad de vida se ve muy afectada.

 

Dieta Fodmap: ¿una solución para el colon irritable?

En algunas personas parece que esta dieta que podría mejorar los síntomas.

La dieta Fodmap se basa en llevar una alimentación sin oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables. Estas sustancias se encuentran normalmente en la dieta, y se está demostrando que producen una serie de problemas intestinales.

Con esta dieta estas sustancias se van eliminado progresivamente de la dieta. Primero se hace una dieta más rígida, entre 4-8 semanas, para posteriormente ir reintroduciendo alimentos poco a poco.

Esta dieta no puede mantenerse durante mucho tiempo, ya que podría provocar algunos problemas serios de salud.

 

En el siguiente vídeo el Dr. Manuel Miras le explica al Dr. Juan Madrid cuándo se debe acudir a las revisiones después del diagnóstico de un síndrome del intestino irritable:

 

Lecturas relacionadas: 


Añadir comentario