¿Qué problemas puede causarnos una tensión arterial mal controlada?

La hipertensión arterial no suele dar síntomas pero eso no quiere decir que no provoque daños en nuestro organismo si no está bien controlada.

presión arterial mal controlada

 

La hipertensión afecta a los vasos sanguíneos y tiene fundamentalmente tres órganos sobre los que actúa a través de ellos y que denominamos “órganos diana”. Estos órganos son el corazón, el riñón y el cerebro.

¿Qué lesiones puede causar una tensión arterial elevada en el corazón, riñón y cerebro?

Las lesiones que una tensión arterial elevada puede provocar en estos tres órganos van desde el deterioro de la función renal, el infarto o la insuficiencia cardíaca, al accidente cerebrovascular o la demencia.

Por lo general, estas lesiones precisan de largo tiempo de tensión mal controlada para producirse y es misión del médico el vigilarlas para, bien intentar evitar que se produzcan, o al menos retrasar su aparición el mayor tiempo posible.

El paciente hipertenso precisa revisiones periódicas en las que su médico no solo valorará el grado de control de su tensión arterial, sino también la aparición o no de estos problemas a través de determinadas pruebas.

¿Cuáles son los factores de riesgo que influyen en este tipo de lesiones?

Influyen unos factores ajenos a la hipertensión pero estrechamente relacionados con ella, como la diabetes, el colesterol, los hábitos dietéticos y actividad física, que también habrá que tratar y mejorar.

Este es el motivo que explica que, en ocasiones, haya que variar un tratamiento farmacológico determinado en un paciente que en principio puede presentar cifras de tensión arterial que consideramos controladas. Y es que muchas veces estos ajustes van orientados a mejorar la protección renal, cardíaca o cerebral, o minimizar daños ya existentes.

Vídeo en el que el Dr Nicolás Ortega le explica a Juan Madrid qué problemas puede causarnos una tensión arterial mal controlada.

Lecturas relacionadas:


Añadir comentario