Colitis ulcerosa: qué es y qué la provoca

Pueden diagnosticarse a cualquier edad, pero con mayor frecuencia antes de los 30 años

La colitis ulcerosa es una patología inflamatoria crónica, de origen autoinmune, que tiene su actividad más localizada que la enfermedad de Crohn.

Afecta al colon, recto y ano, dañando el revestimiento interno del tejido intestinal. La inflamación del colon afecta a la mucosa del intestino, lo que puede acabar provocando la aparición de úlceras.

Al igual que la enfermedad de Crohn, cursa con etapas de brote (activas) y de remisión (sin actividad inflamatoria).

Colitis ulcerosa

¿Qué causa la colitis ulcerosa?

Aunque se desconoce la causa exacta, muchos estudios apuntan a la combinación de una serie de factores como:
  • Genes. El hecho de que ciertos grupos étnicos tengan más probabilidad de desarrollar colitis ulcerosa, hace pensar la participación de los genes.
  • Defectos en el sistema inmune. La colitis ulcerosa es considerada una enfermedad autoinmune. Un sistema inmunológico defectuoso podría provocar que las bacterias que existen en el interior del intestino, y que ayudan a digerir los alimentos, sean atacadas por el sistema inmune del individuo, desencadenando su inflamación.
  • Factores ambientales. La colitis ulcerosa es más común en los países con un estilo de vida occidental, lo que sugiere que la importancia del ambiente.
 

¿A quién afecta?

Puede afectar a hombres y mujeres de cualquier edad, y generalmente comienza entre los 15 y 30 años.
Es más frecuente en personas de raza blanca de origen europeo y muy raro en personas de origen asiático.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas van a depender de la parte del colon afectada y del nivel de inflamación. Entre los síntomas destaca:
  • Diarrea con o sin sangre y/o moco.
  • Dolor abdominal.
  • Necesidad frecuente de ir al baño.
  • Pérdida de peso.
  • Cansancio.
  • Pérdida de apetito.
  • Anemia.
  • Fiebre
  • Gases.
  • Acidez y reflujo.

¿Cómo se diagnostica?

Frente a la existencia de alguno de los síntomas que podrían apuntar a la existencia de una colitis ulcerosa, las principales pruebas de diagnóstico son:
  • Análisis de sangre.
  • Muestra de heces.
  • Radiografía para ayudar a evaluar la gravedad del trastorno.
  • Sigmoidoscopia para examinar el grado de inflamación en el recto y la parte inferior del colon.
  • Colonoscopia para examinar el interior de todo el colon.

Las personas con colitis ulcerosa pueden presentar un mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon, por lo que deben ser controlados periódicamente.

 

¿Qué tratamientos existen para la colitis ulcerosa?

Actualmente no existe una cura para la colitis ulcerosa, pero algunos fármacos pueden mejorar los síntomas. En casos graves puede ser necesaria el uso de la cirugía.

¿Qué diferencias tiene la colitis ulcerosa con la enfermedad de Crohn?

Ambas son enfermedades inflamatorias intestinales que alteran la capacidad del organismo para digerir los alimentos y absorber los nutrientes. Comparten algunas características clínicas y patológicas, y algunos síntomas son comunes.

La principal diferencia está en la zona de afectación.

La colitis ulcerosa:

  • La inflamación se ​​encuentra sólo en la capa superficial de la pared interna del intestino.
  • Solo afecta al colon y al recto.

La enfermedad de Crohn:

  • La inflamación puede extenderse a través de toda la pared del intestino, incluyendo las capas más profundas.
  • Puede afectar a cualquier parte del intestino.
¿Qué es la colitis ulcerosa?
Seguir leyendo:

Añadir comentario