¿Qué es el trastorno por déficit de atención e hiperactividad?

Es uno de los trastornos del desarrollo neurológico más comunes de la infancia

Los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad o TDAH pueden tener problemas para prestar atención, controlar los comportamientos impulsivos, son demasiado activos, y también pueden tener dificultades en el aprendizaje.

Si sospechas que tu hij@ pudiera tener este trastorno, a continuación te aclaramos qué es el TDAH.

Qué es el TDAH

¿Qué es TDAH?

Se considera un trastorno de origen biológico a nivel cerebral.

Está provocado principalmente por un desequilibrio entre dos neurotransmisores cerebrales: noradrenalina y dopamina, que afectan directamente a las áreas del cerebro responsables del autocontrol y de la inhibición del comportamiento inadecuado.

Es el trastorno psiquiátrico más frecuente en la infancia. Se estima que lo padece el 5% de la población infantil-juvenil, lo que equivale a uno o dos niños por aula.

 

¿Qué sucede en el cerebro para que se produzca este trastorno?

1. Nivel bioquímico

En el TDAH, hay una menor cantidad de dopamina y noradrenalina.

Estos neurotransmisores son sustancias químicas que actúan como mensajeros químicos, y que sirven para que las neuronas del cerebro se comuniquen entre sí.

Cuando hay una alteración en la cantidad de estos neurotransmisores se producen problemas en los circuitos reguladores de varias zonas del cerebro, y es ésto es lo que produce el déficit de atención y la impulsividad.

2. Nivel estructural

A nivel estructural se ha observado que los niños con este trastorno tienen una menor maduración y tamaño de determinadas áreas del cerebro.

¿Por qué se produce este trastorno?

No existe una única causa.

Existe un claro componente genético, pero también hay factores ambientales durante el embarazo (prenatales) o en torno al nacimiento del niño (perinatales) que pueden afectar a la probabilidad de que un niño desarrolle TDAH

Entre los factores ambientales más importantes destacamos:

  • Bajo peso al nacer (multiplica el riesgo x 3)
  • Gran adversidad psicosocial (multiplica el riesgo x 4)
  • Consumo de tabaco durante el embarazo (multiplica el riesgo x 3)
  • Consumo de alcohol durante el embarazo (multiplica el riesgo x 3).
  • Enfermedades infecciosas de la madre en el embarazo.

¿Qué es el trastorno por déficit de atención e hiperactividad?

Si el padre o la madre tienen TDAH, ¿qué probabilidad tiene un hijo de tenerlo?

Hay un importante componente hereditario en este tipo de trastornos.

Si el padre o la madre tienen TDAH multiplicaría por 8 el riesgo de que su hijo padeciera este trastorno.

¿Se puede prevenir este trastorno?

El componente genético no se puede controlar, pero hay ciertos aspectos ambientales que pueden disminuir el riesgo de TDAH y sobre los que si que se puede actuar.

Evitar el alcohol y el tabaco durante el embarazo, intentar reducir las posibilidades de un parto prematuro o de que el bebé tenga un bajo peso al nacer, y las infecciones durante el embarazo son algunos de lo aspectos que se podrían controlar para intentar reducir la posibilidad de que aparezca este trastorno.

¿Es culpa de los padres el TDAH del hijo?

La respuesta la daremos en el próximo post.

 

Vídeo en el que la Dra Mercedes Sánchez de las Matas le explica al Dr Juan Madrid qué es el trastorno por déficit de atención e hiperactividad.


2 Comentarios
Josefina Martínez Gómez 21 junio, 2017

Que se puede hacer si crees que tu hija la padece y no está diagnosticada. Tiene una edad de 19 años.

Dr. Juan Madrid 21 junio, 2017

Hola Josefina si sospechas que tu hija padece un TDAH deberías llevarla al psiquiatra para que se lo diagnostiquen o lo descarten y que os oriente en el tema. Existe el TDAH del adulto y se puede tratar. Un saludo.


Añadir comentario