Si cuidas tu boca estarás cuidando tu corazón

En España sólo el 14,8% de las personas que tienen de 35 a 44 años tienen las encías sanas, el 59,8% tienen gingivitis y el 25,4% tienen periodontitis.

Conforme aumenta la edad las estadísticas empeoran, de modo que en personas de 65 a 74 años sólo el 10,5% tienen las encías sanas, el 51,6% tienen gingivitis y el 38% tienen periodontitis.

Según la Guía del año 2012 para la prevención de la enfermedad cardiovascular de la Sociedad Europea de Cardiología, la periodontitis se considera un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Si evitamos una periodontitis estaremos cuidando nuestra boca y nuestro corazón
boca-sana-corazon-sano

¿Cómo puede una periodontitis aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular?

La periodontitis, que es una infección de las encías y del hueso que sirve de soporte a los dientes, puede producir una disfunción del endotelio, la capa más interna de las arterias, y por tanto favorecer el desarrollo de la arteriosclerosis, que es la enfermedad responsable del infarto.

Las arterias están formadas por varias capas. La más interna, la que está en contacto con la sangre, se llama endotelio. Es muy importante que esta capa, este integra y funcione con normalidad.

En una periodontitis se produce una disfunción de esta capa interna y se liberan a la sangre sustancias que cuando llegan a las arterias coronarias favorecen el desarrollo de la arteriosclerosis.

 

¿Qué medidas debemos adoptar para prevenir esta situación?

  • Cuidarnos bien la boca.
  • Lavarnos los dientes después de cada comida.
  • Ir al dentista cada 6 meses o antes si detectamos algún problema.

Ten en cuenta que estamos hablando de prevenir o, en algunos casos, de tratar un factor de riesgo cardiovascular.

 

¿Qué otros factores de riesgo cardiovascular hay?

  • La diabetes.
  • El colesterol elevado.
  • La hipertensión arterial.
  • Ser fumador.
  • La obesidad abdominal.
  • El sedentarismo.
  • Etc.

Todos estos factores de riesgo hay que evitarlos a través de un estilo de vida saludable y si ya se tiene alguno, se debe de tratar.

Luego ya sabes, para evitar incrementar el riesgo de sufrir un infarto debes cuidar tu boca.

 

Lecturas relacionadas:


Añadir comentario