Otitis externa: dolor de oído

En verano son muy frecuentes las consultas por dolor de oído aunque la otitis externa es una enfermedad molesta y dolorosa, la inmensa mayoría de los casos no es grave.

Te contamos todo lo relacionado con esta dolencia: qué es, con qué frecuencia se da, por qué se produce, los gérmenes que pueden estar implicados, qué síntomas produce, cómo se diagnostica, cuál es su tratamiento, su pronóstico y sobre todo cómo puedes prevenirla.

¿Qué es una otitis externa?

 

partes-del-oido

Existen dos tipos de otitis: la otitis externa, que es la que se dá en el oído externo, y la otitis media que es la que se da en el oído medio. En este post nos centraremos en la otitis del oído externo.

 

¿Cuáles son las partes del oído externo?

El oído externo es una de las tres partes en las que se divide el oído y consta de:

  • Pabellón auditivo (oreja).
  • Conducto auditivo externo (conducto por el que llega el sonido al tímpano).
  • Tímpano.

 

 ¿Qué es una otitis externa?

Es la inflamación del oído externo que se produce por una infección.

La infección se puede producir en todo el oído externo o en cualquiera de sus partes.

 

¿Son frecuentes las otitis externas?

Este tipo de otitis son bastantes frecuentes sobre todo en primavera y en verano debido a que aumenta la frecuencia del uso de piscinas, de baños en las playas, aumenta el tiempo en el que el oído está en contacto con el agua, hay más humedad en el oído debído a estos baños y también se puede producir por una pérdida de las condiciones de integridad de la piel y de las membranas.

 

¿Por qué se produce la otitis externa?

Las otitis externas se producen por una alteración de la barrera protectora que supone la piel, momento en el que los gérmenes aprovechan para atacar la zona.

 

¿Qué gérmenes pueden producir una otitis?

Según sea un virus, una bacteria o un hongo las otitis se pueden clasificar en:

Bacterianas:

  • Bacterianas circunscritas (Staph aureus)  o grano del conducto auditivo externo.
  • Bacterianas difusas (otitis del nadador por Pseudomona aeuriginosa). Este tipo de otitis son muy frecuentes en época estival y se produce por contacto con agua poco limpia.
  • Malignas o necrotizantes típicas de las personas diabéticas mal controladas y de personas inmunodeprimidas. En estos casos se puede desarrollar una osteomilitis de la base del cráneo (inflamación de la médula ósea y del hueso a la vez) con gran mortalidad.

Fúngicas u otomicosis:

Este tipo de otitis son producidas por Aspergillus niger y Candida albicans. Suelen aparecer después de seguir tratamientos con antibióticos.

Víricas:

Herpéticas y bullosa (que producen pequeñas ampollas). Estas otitis son producidas por parainfuenza e influenza estos son virus típicos del invierno y de catarros víricos.

 

dolor de oído

¿Qué síntomas se produce durante una otitis externa?

Sobre todo se produce dolor y taponamiento.

Se produce un dolor espontaneo en el oído y en la zona infectada, que aumenta al mover el lóbulo de la oreja.

Puede disminuir la capacidad auditiva (hipoacusia). Esto se suele observar en casos de obstrucción del conducto auditivo externo.

Pero también se puede producir:

  • Una otorrea, donde se observa que el oído supura, salen fluidos de él.
  • Un prurito, es decir, se puede producir picor en la zona. Este síntoma es típico de las otitis producidas por otomicosis (por hongos).
  • En algunos casos puede dar fiebre aunque no muy alta.

 

¿Cómo se diagnostica una otitis externa?

Para diagnosticar una otitis externa en la mayoría de los casos sólo es necesario examinar al paciente a través de una otoscopia, que es un aparato que ilumina la zona para facilitar su examen, y los síntomas del paciente.

El médico observará la presencia o no de edemas, de enrojecimiento (eritema) del conducto auditivo externo, de obstrucciones, de secreciones, de acúmulos de desechos, cera, etc., y de otorrea (salida de líquidos) según los casos.

 

¿Cuál es el tratamiento de una otitis externa?

En general el tratamiento consiste en:

Echar unas gotas antibióticas y/o antimicóticas en el oído. El tratamiento se suele mantener unos 7-10 días.

Tomar antiinflamatorios.

Evitar durante unos días la entrada de agua al oído y su manipulación.

En caso de diabetes mal controladas o en personas inmunodeprimidas

Se deberían dar antibióticos orales o incluso intravenosos.

En estos casos la otitis evoluciona con dolor muy profundo y debe ser controlada porque puede causar la muerte. Se llaman otitis malignas. Se da en personas mayores con muchos años de evolución de la diabetes y mal controlados.

El tratamiento para un niño con diabetes es el mismo que para un niño que no lo tiene.

 

¿Se puede prevenir una otitis externa?

La prevención es difícil pero para disminuir el riesgo se pueden seguir estas pautas:

  • Evitar rascarse los oídos.
  • No usar bastoncitos porque dejas la piel más susceptible a infecciones.
  • No usar tapones. Solo se recomienda su uso en caso de perforación.

 

¿Cuál es el pronóstico de una otitis externa?

El pronóstico de una otitis externa es bueno con curación absoluta tras una semana de tratamiento con excepción de la otitis necrotizante que tiene una mortalidad cercana al 50%.

Hay que sospechar mala evolución en pacientes diabéticos e inmunodeprimidos, en casos con fiebre alta y mucho dolor que no evolucionan tras realizar un tratamiento correcto.

 

Vídeo en el que el Dr Ignacio Albaladejo le explica al Dr Juan Madrid todo lo que necesitamos saber sobre la otitis externa.

 


Añadir comentario