¿Las personas con asma pueden hacer ejercicio físico?

No solo pueden sino que deben hacerlo, ya que el ejercicio físico mejora su capacidad pulmonar y produce menos crisis.

Veamos qué tipo de ejercicio físico puede hacer una persona que tiene asma y qué personas no deberían hacerlo.

asma-y-ejercicio-fisico

¿Qué ejercicio físico debería hacer una persona con asma?

  • Ejercicio aeróbico moderado

Mientras que el ejercicio aeróbico es un tipo de ejercicio muy recomendado para las personas que tienen asma, no sucede lo mismo con el ejercicio aeróbico de alta intensidad, a menos que la persona esté muy entrenada.

Si el ejercicio se empieza de forma brusca, la sequedad que se va a producir por la entrada y salida de aire (sobre todo si el aire es frío), va a hacer que los bronquios respondan de forma anómala y se estrechen.

Antes de empezar un ejercicio hay que realizar un calentamiento para que los bronquios se vayan acondicionando para aguantar el ejercicio que le sigue.

  • Este calentamiento consistirá en caminar a un ritmo normal durante 10-15 minutos.

 

  • Ejercicio anaeróbico

Este tipo de ejercicio también es muy recomendado pero no se debe hacer en grandes cantidades.

El objetivo es que complemente al ejercicio aeróbico y entre ambos se logre aumentar y mejorar la capacidad pulmonar de la persona.

Al mejorar la capacidad pulmonar, y esto es algo que se puede entrenar, la persona con asma tiene menos momentos de crisis.

 

¿Cuándo una persona con asma no deberían hacer ejercicio físico?

  • Cuando el paciente no lleve un buen control de su enfermedad.
  • Cuando el paciente tenga una crisis asmática.

Si tenemos un buen control del asma, independientemente de la gravedad de esta, el paciente puede y debe hacer ejercicio físico.

Vídeo en el que el Dr. Rubén Andújar le explica al Dr. Juan Madrid la relación que existe entre el asma y el ejercicio físico.

Lecturas relacionadas:


Añadir comentario