Tengo diabetes y esta es mi experiencia (parte 2). Mis primeros controles

Lydia tiene 24 años y es médico. Le diagnosticaron hace unos meses diabetes mellitus tipo 1. A través de una serie de vídeos cortos nos va a ir contando su experiencia con esta enfermedad y así ayudar a su diagnostico precoz y a su control.

¿Cómo fue su llegada a casa?

Después de abandonar el hospital y llegar a casa, Lydia recibió más mensajes y gestos de cariño de sus familiares y amigos con lo que se sintió muy afortunada, pero como dice ella, hay que salir del hospital convencida de que la diabetes no te va a suponer ningún tipo de limitación y añade, yo tengo un poco menos de insulina pero después de eso, enfermedad ninguna.

También tuvo que escuchar comentarios negativos como que mala suerte has tenido, lo malo que es pincharse, ya no podrás comer más dulces o incluso mensajes de pena. Ella recomienda que los comentarios negativos, o que vienen de la ignorancia, que se escuchen pero que no se tengan en cuenta.

Las personas con diabetes pueden comer absolutamente de todo, sólo tienen que seguir una alimentación equilibrada para mantener los niveles de glucosa normales, en cuanto a los dulces y bollería se pueden consumir  pero ocasionalmente. Tal y como apunta Lydia, estas recomendaciones también las tendrían que seguir las personas sin diabetes, ¡!y tiene mucha razón!!.

¿Qué piensa Lydia de los pinchazos de insulina?

Que es una suerte que exista esta hormona ya que, gracias a ella, puede realizar una vida normal. La aguja es muy finita y se pone debajo de la piel, en el llamado tejido celular subcutáneo, de zonas como muslos, el abdomen, las nalgas y la zona posterior del brazo, y no duele.

Tengo diabetes y esta es mi experiencia

¿Cuál fue el planning de Lydia esos primeros días?

El objetivo cuando llegó el primer día a casa no era tener los niveles de glucosa perfectos ya que eso tardaría unos días, sino adquirir una rutina de horarios, que no le supuso mucho esfuerzo.

Horario comidas Lidia

Lydia llevó un control de horarios muy riguroso al principio, ya que es la mejor forma para saber cómo responde tu cuerpo a cada tipo de alimento. Es una información muy valiosa para ti y para tu médico. Es importante ir anotando qué comes cada día y en qué cantidad. Con esto Lydia alcanzó la estabilidad glucémica rápidamente, por eso lo recomienda.

tengo-diabetes-y-esta-es-mi-experiencia

¿Cómo fueron sus primeros controles?

Nos cuenta que al principio sus controles no fueron perfectos, pero que corrigió esta situación tras su visita a la enfermera educadora. Esta persona rápidamente le explicó cómo corregir los errores y las recomendaciones a seguir. Tal y como dice ella “esta visita fue de las más importantes porque supusieron un antes y un después en la normalización de su situación con la glucosa”.

Un día sintió un poco de taquicardia, nerviosismo y sudor, se hizo una medición y tenía la glucemia baja, en 58, estaba hipoglucémica, se tomó un zumo y pan y se recuperó en 15 minutos. Según Lydia esto es bueno que suceda porque sirve para reconocer los síntomas de una hipoglucemia y, si en otra ocasión se repite, que se actué con más rapidez.


Añadir comentario