Tengo diabetes y esta es mi experiencia (parte 12). Mis primeras salidas nocturnas

La primera salida vamos inseguros, pero te das cuenta que la diabetes no es limitante

Te voy a contar cómo fue mi primera experiencia.

Salidas nocturnas con diabetes

Mi primera salida nocturna

Aún como y ceno en casa para llevar un mejor control.

Mi primera salida fue a tomar algo, un viernes después de cenar. Me tocaba hacerme allí el control de 2 horas después de la cena.

El azúcar estaba en 75, el día que más baja la había tenido después de la cena.

Me había ido preparada con zumos, con fruta. Me tomé una naranja, y 10-15 minutos después había remontado. A veces, aunque te encuentras bien, cuando ves la cifra baja te agobias.

Esas fueron mis sensaciones en el momento, pero al día siguiente, en casa, viendo las cosas en la distancia, te das cuenta que eres capaz de solucionarlo, y que la próxima vez que suceda, lo vas a poder solucionar más rápidamente.

 

Ir cogiendo confianza

Como todo en la vida, las primeras veces de todo, es la novedad y vas con miedo. Pero después, cuando ya has salido más veces, esos miedos desaparecen.

Después hice otra salida más larga, de esas que vuelves a casa cuando sale el sol.

Ese día tuve un poco más de suerte, porque en el control, dos horas después, estuve en 140. Ésta es una cifra perfecta, que me permitió estar muy agusto y con unas sensaciones muy buenas.

Antes de acostarme, me hice un control y estaba en 120. La verdad es que eran unos valores fantásticos que me hicieron estar muy bien.

Me puse el despertador a las 9:30 para desayunar a la misma hora de siempre, y aunque luego me volví a acostar, así no alteraba mucho mis horarios.

 

En el siguiente vídeo la Dra. Lydia Serrano nos explica cómo fueron sus primeras salidas nocturas después del diagnóstico de la diabetes:

 

Lecturas relacionadas:


Añadir comentario