¿Cuál es la tensión normal en embarazadas?

El embarazo es un periodo especialmente sensible para la tensión arterial.

¿Cuál es la tensión normal en embarazadas?

¿Es normal que haya cambios en la tensión arterial de una mujer embarazada?

Sí, cambios ligeros en la tensión arterial son normales pero niveles anormales de la tensión arterial pueden ser potencialmente muy peligrosos, hasta el punto de provocar en muchas ocasiones la interrupción del embarazo.

Aunque algunas publicaciones quieren ser más estrictas y consideran hipertensión arterial en un embarazo si la tensión arterial es mayor de 130/85, la mayoría opinan que el punto de corte está en 140/90 al igual que en la población general.

 

La presión arterial La presión sistólica La presión diastólica
La presión arterial normal Baja 110 mm Hg 75 mm Hg
La presión arterial normal 120 mmHg 80 mm Hg
La presión arterial normal Alta 130 mmHg 85 mm Hg

¿Qué dos situaciones hay que distinguir en el embarazo?

En el embarazo hay que distinguir:

1ª. La hipertensión crónica, que es la paciente que:

  • Ya era hipertensa conocida previa al embarazo.
  • La que no era hipertensa pero desarrolla hipertensión antes de las 20 semanas de embarazo.
  • La que no era hipertensa y que permanece con hipertensión después de las 6 semanas del parto.

2ª. La hipertensión gestacional (o transitoria) que es la que:

  • Aparece a partir de la semana 20 de embarazo.
  • Esta hipertensión suele desaparecer tras el parto, quedando la paciente sin hipertensión entre las 24 horas y las 6 semanas posteriores al mismo.
  • Sin embargo, hay ocasiones en las que la tensión arterial puede mantenerse elevada de por vida, transformándose en una hipertensión crónica. Esto ocurre en el 3-17% de las ocasiones y hay factores, como la edad avanzada, el sobrepeso o el haber desarrollado hipertensión gestacional en embarazos previos, que contribuyen a que así sea.

¿Cuándo se puede desarrollar preclampsia?

En las dos situaciones que hemos visto anteriormente, tendremos que estar muy pendientes de la posibilidad de desarrollar preclampsia, que sospecharemos ante la aparición de proteínas en la orina y también edemas (aunque esto es mucho menos específico ya que aparecen en casi el 80% de las gestantes normales).

El riesgo de desarrollar preclampsia es mayor en la hipertensa crónica que en la gestacional. Es una situación potencialmente grave que obliga a vigilar el embarazo estrechamente y a veces hasta obliga a finalizarlo por el alto riesgo que puede ocasionar a madre y feto.

Vídeo en el que el Dr Nicolás Ortega explica a Juan Madrid cuál es la tensión normal en embarazadas

Vídeos relacionados:


Añadir comentario