¿Cómo se diagnostica la hipertensión arterial?

El diagnóstico de la hipertensión arterial se puede y se debe hacer con tranquilidad, no es una neumonía que la tienes que diagnosticar porque la persona se puede morir rápidamente. ¿Por qué se debe hacer con tranquilidad? Porque la hipertensión arterial no suele dar problemas hasta que no lleva muchos años ejerciendo su proceso y porque cuando le pongamos a un paciente la etiqueta de hipertenso nadie se la va a quitar y eso conlleva un uso de fármacos, cada vez mayor, y nadie se va a atrever a quitarle fármacos aunque vean que la tensión la tiene bien, ni se va a atrever a deshacer ese diagnóstico. Por este motivo, el diagnóstico hay que hacerlo con tranquilidad estando seguro de que ese paciente es hipertenso.
diagnóstico de la hipertensión arterial

Para realizar el diagnóstico de la hipertensión arterial, ¿qué se necesita?

Lo primero de todo necesitamos minimizar todos los factores que influyen en el descontrol de la tensión arterial. Hemos dicho que factores como la posición del cuerpo, la hora del día en que te tomes la tensión, la alimentación, tomar sustancias excitantes como cafeína o alcohol, el estrés emocional todo esto influye en la tensión arterial  y puede provocar elevaciones puntuales. Si nosotros queremos diagnosticar la hipertensión en un paciente lo ideal es minimizar estos factores que influyen en la tensión.

¿Cómo se puede minimizar estos factores?

Lo primero es tomar la tensión en el domicilio del paciente. Con este acto nos quitamos el problema del estrés que produce tomarse la tensión en una consulta o en la farmacia. Lo que solemos hacer en el hospital es dejarle un aparato al paciente y le enseñamos como utilizarlo en su casa. Es importante que el aparato lleve un manguito adecuado al brazo. Aquí en Murcia hay mucha obesidad y utilizar un manguito que no sea de la talla adecuada puede sobreestimar las cifras de tensión arterial. Una vez que el paciente tiene el aparato con el manguito adecuado y  está educado en su uso se le dice que, en su casa, se tome la tensión 2 veces al día todos los días durante una semana seguida. Una vez por la mañana antes del desayuno y otra por la noche antes de la cena. Cada vez que se tome la tensión la tiene que anotar en un papel y se le explica que no se tome la tensión una sola vez, sino que cada vez que se la tome lo haga un mínimo de 2 ó 3 veces.

Otras formas de minimizar los factores son no consumir ninguna sustancia excitante, ni café ni alcohol, una hora antes de tomarse la tensión, no hacer ejercicio físico una hora antes de la toma y se debería estar sentado, relajado, en la silla 5 minutos antes de realizar la toma.

¿Cómo se debe tomar la tensión arterial correctamente?

El paciente se sienta en frente de una mesa, su brazo SIEMPRE tiene que estar apoyado en ella,  y tiene que estar sentado en una silla, relajado. Si el manguito es de muñeca, la postura sería elevar ligeramente el antebrazo, la idea es que el manguito quede siempre a la altura del corazón y en esta postura el paciente tendría que tomarse la tensión y NUNCA tomarse la tensión UNA SOLA VEZ. Esto es lo más importante de todo porque es donde se comete la mayoría de los errores. En el organismo existe una reacción de alerta que cuando uno se toma la tensión, el cuerpo reacciona y esa tensión es irreal, por lo que nunca se debe de tomar la tensión una sola vez, sino como mínimo dos, nosotros aconsejamos tres veces. No hace falta quitarse el manguito, se toma la tensión y se anota lo que le ha salido, espera un minuto, vuelve a tomarse la tensión lo anota y espera otro minuto y así tres veces. Esto se hace por la mañana y por la noche y los resultados, después de una semana, es lo que se lleva al médico para que lo interprete. A estas medidas que se hacen en el domicilio del paciente se le conoce con el nombre de AMPA.

Si con todo esto todavía hubiera alguna duda sobre el diagnóstico ¿qué se haría en esos casos?

A veces si existen dudas para diagnosticar al paciente, se utiliza otro aparato de medición que es el MAPA, el holter, que registra la tensión arterial durante un día entero, 24 horas. Este aparato se utiliza en esos casos donde puede existir duda con las cifras que el paciente te trae, bien porque están en el límite o porque no terminas de creértelas ya que hay pacientes que se ponen nerviosos incluso en su propia casa cuando se van a tomar la tensión, en estos casos, puedes complementar el estudio con el holter de tensión de 24 horas.


Añadir comentario