¿Por qué se produce la anemia?

Hay 3 tipos de causas que pueden producir anemia según su mecanismo de producción.

La más frecuente se debe a la falta de hierro que puede aparecer porque no se tome la cantidad de hierro suficiente a través de la dieta o porque se pierde un poco de sangre todos los días.

causas-de-la-anemia

 

Veamos los 3 tipos de causas de la anemia

Anemia por defectos en la fabricación de glóbulos rojos

Es el motivo más frecuente, ya que representa 3/4  partes de todas las anemias.

La médula ósea no es capaz de trabajar tan rápido como el cuerpo precisa, esto puede deberse a:

  • Falta de hierro (causa más frecuente). Como falta un ingrediente, se ralentiza la producción de hematíes, produciéndose anemia.
  • El riñón no funciona bien y no emite la señal de activación de síntesis de eritrocitos, que es la EPO, y por tanto la fabricación no se pone en marcha. Es como si estuviera roto el interruptor para encender la fábrica. Esta causa es menos frecuente.
  • Lesión en la médula ósea, es decir el daño está en la propia fábrica. El resultado es que se fabriquen pocos glóbulos rojos y que los que se fabriquen sean pequeños y con poca hemoglobina en su interior.

 

Anemia por trastornos en la maduración de los eritrocitos:

Se puede producir por la falta de ácido fólico o de vitamina B12, algunos fármacos o una falta de hierro muy grave.

La forma, tamaño y elasticidad del eritrocito al final del proceso deben ser muy concretas y, cuando hay fallos, el hematíe que sale a la sangre no es capaz de cumplir su función de llevar oxígeno, o bien se rompe con mucha facilidad, o es tan amorfo que el bazo lo recicla al detectarlo.

Como consecuencia habrá pocos eritrocitos en sangre y casi siempre de tamaño más grande de lo normal.

La talasemia estaría incluida en este tipo de anemias.

 

Anemia por hemorragia o por hemólisis:

Las hemorragias a veces son muy evidentes (un accidente, un corte) en el que si se pierde mucha sangre puede producirse una anemia (hemorragias graves).

Sin embargo otras veces pueden no serlo tanto, en estos casos se debe investigar su origen (menstruaciones muy abundantes, cáncer de colon) ya que si estas pérdidas aunque sean pequeñas si son continuas en el tiempo también pueden producir una anemia.

 

Las hemólisis son roturas del eritrocito que se pueden producir por:

  • Defectos en su membrana.
  • Porque no tienen el tamaño adecuado y se rompen con facilidad.
  • Porque sus paredes son débiles.
  • Porque las señales que lo recubren no son las adecuadas.
  • Porque el bazo recicle más de lo que debe, etc.

Esto ocurre en la esferocitosis hereditaria, en las reacciones transfusionales, en la talasemia y en la anemia drepanocítica.

 

Vídeo en el que la Dra Pilar Fernández-Montesinos Aniorte le explica al Dr. Juan Madrid las posibles causas de la anemia.

Lecturas relacionadas:


Añadir comentario