¿Una persona con asma puede fumar?

Ninguna persona debería fumar, pero en el caso de las personas con asma mucho menos

El tabaco es el gran enemigo de las personas con enfermedades respiratorias, mucho más en el caso del asma.

En las personas con asma se parte de un bronquio con inflamación que agredimos con el humo del tabaco, que en definitiva son sustancias tóxicas que van a favorecer que aumente la inflamación de los bronquios.

Asma y tabaco

Ningún paciente con asma debería fumar

Incluso no deberían permitir que nadie fumara a su alrededor porque puede ser un desencadenante de crisis asmática.

Otro efecto que hace el tabaco es que disminuye el efecto del corticoide inhalado, que es el tratamiento que se utiliza para el tratamiento del asma.

Por lo que si el humo del tabaco, además de inflamar el bronquio, también interfiere en que el tratamiento para el asma funcione cada vez la enfermedad va a ir a peor.

De hecho hay estudios que demuestran que los pacientes asmáticos y fumadores son pacientes que tienen:

  • Peor evolución clínica
  • Peor calidad de vida
  • Más crisis asmáticas
  • Más riesgos de hospitalizaciones
  • Más riesgo de morirse por una crisis de asma

 

¿Hay alguna relación entre el asma y la obesidad?

Tienen una relación muy importante, y aunque aún no se conocen muy bien los mecanismos.

En principio se hablo de que podría haber un mecanismo mecánico, como el tórax no se expande bien esto hace que la elasticidad del pulmón afecte a que los bronquios se estrechen con más facilidad.

Pero actualmente existen estudios que parecen demostrar que pudieran existir otros mecanismos.

En la obesidad hay un componente inflamatorio, por lo que es importante que las personas asmáticas pierdan peso y se mantengan en un peso correcto.

 

En el siguiente vídeo, el Dr. Rubén Andújar explica al Dr. Juan Madrid porqué las personas con asma no deberían fumar:

Lecturas relacionadas: 


Añadir comentario