Anatomía y fisiología del aparato respiratorio

Hoy estamos con el Doctor Rubén Andújar, que es médico especialista en Neumología en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, para hablar con él sobre el tema del asma. En este post explicaremos cuál es la anatomía y fisiología del aparato respiratorio.

anatomía y fisiología del aparato respiratorio

¿Cuáles son las partes que componen el aparato respiratorio? (Anatomía)

El aparato respiratorio está compuesto por la nariz, fosas nasales, faringe, laringe, tráquea y luego las divisiones de estos conductos que son los bronquios hasta llegar a los pulmones.

Los pulmones están formados por unos sacos, en los que acaban los bronquios, que son los alveolos que están en íntima relación con los vasos sanguíneos, para poder realizar la función que tiene el aparato respiratorio.

Los pulmones están protegidos por las costillas y por la caja torácica. Lo que separa las costillas del pulmón es una capa muy fina de tejido conectivo llamada pleura.

¿Es mejor respirar por la nariz o por la boca?

Lo mejor es respirar por la nariz porque el aire cuando entra por la nariz, se preparar en las condiciones que necesita el pulmón, para poder realizar su función. El aire entra filtradocon la cantidad de humedad necesaria y se va a calentar un poquito para que pueda entrar a los pulmones de una manera adecuada.

¿Cuál es la función más importante del aparato respiratorio? (Fisiología)

La principal función del aparato respiratorio es introducir el oxígeno del aire del ambiente dentro del organismo, para que los órganos y luego las células puedan producir la oxidación completa de los alimentos y puedan obtener la energía de ellos. Todas las células para poder utilizar la glucosa y para poder utilizar la grasa en condiciones normales utilizan a la vez el oxígeno.

Otra función es eliminar  sobre todo el dióxido de carbono que se elimina en forma de gas, a través de la respiración concretamente a través de la espiración de ese aire.

En resumen:

La función más importante sería coger el oxígeno para que llegue a la sangre  y se distribuya por todas las células para que puedan quemar glucosa y grasas en condiciones aeróbicas, y eliminar el producto de desecho del metabolismo de la glucosa y de la grasa que es anhídrido carbónico. Cuando todo funciona con normalidad habrá unas cantidades adecuadas en la sangre de oxígeno y de dióxido de carbono.

¿Cuál es la cantidad adecuada de oxígeno en la sangre?

Cuando nosotros hacemos una prueba llamada gaseometría arterial, nos da una presión de oxígeno dentro de la sangre, lo ideal es que esta presión esté por encima de 70 mm de mercurio, que esto se traduce, cuando colocamos el pulsiosímetro, en que tengamos una saturación por encima del 90 %.

Con esto queda claro cuál es la anatomía y fisiología del aparato respiratorio, en el próximo vídeo entraremos en materia.


Añadir comentario