¿Qué tiene de bueno el jamón serrano? ¿y de menos bueno?

El jamón serrano es un alimento nutricionalmente muy bueno que se suele tomar en el aperitivo, para la merienda o para acompañar las cenas.

En España hay dos razas distintas de cerdos, la raza blanca de la que se obtiene jamón serrano y la raza ibérica de la que se obtiene el jamón ibérico.

El color de la pata no define si el jamón es serrano o ibérico, esto lo da la raza. De modo que un jamón de pata negra no es sinónimo de jamón ibérico.

Te explicamos las bondades del jamón serrano y te descubrimos dónde está la pega de este alimento.

¿Es saludable el jamón serrano?

¿Qué tiene de bueno el jamón serrano?

• Alimento muy rico en proteínas

100 gramos de jamón serrano aportan 28 – 30 gramos de proteínas.

• Rico en grasas saludables

Una parte importante de la grasa que tiene el jamón es grasa monoinsaturada, ácido oleico que es beneficiosa para la salud, también tiene una pequeña cantidad de grasas poliinsaturadas y entre el 40-45% de grasas saturadas.

La cantidad de grasa que se consume es variable ya que depende de que le quitemos o no el tocino.

Si le quitamos el tocino, la cantidad de grasa que tendrían 100 gramos de jamón sería aproximadamente de 8 gramos de grasa, lo que aportan unas 200 calorías.

• No tiene mucho colesterol

100 gramos de jamón contienen unos 80 mg de colesterol, que es lo mismo que aportan otros alimentos cárnicos.

• Minerales y vitaminas

El jamón serrano es rico en hierro, zinc y vitaminas del grupo B como vitamina B12, vitamina B1 (tiamina) que es muy buena para el corazón, entre otras.

 

¿Qué tiene de menos bueno el jamón serrano?

La cantidad de sal que tiene, ya que 100 gramos de jamón tienen unos 4-5 gramos de sal.

Esta cantidad es bastante elevada y se debe tener en cuenta para determinadas enfermedades.

La OMS recomienda no consumir más de 5 gramos de sal al día.

 

¿Quienes no deberían tomar este alimento?

Aquellas personas que deben de restringir la cantidad de sal de su dieta. Como son las personas con:

  • Insuficiencia cardíaca.
  • Insuficiencia renal avanzada.
  • Insuficiencia hepática grave.

Una persona que sea hipertensa y esté controlada porque alguna vez coma jamón, no va a pasar nada.

El problema de la sal es que comemos muchísimos alimentos que no sabemos que contienen tanta sal como el jamón serrano.

Vídeo en el que el Dr Juan Madrid explica qué tiene de bueno y no tan bueno el jamón serrano.

Lecturas relacionadas:

Etiquetas:

3 Comentarios
Jorge 30 noviembre, 2016

Yo no puedo estar sin una patica de Jamón en la cocina, como que falta algo... Un saludo


George 30 noviembre, 2016

Estoy de acuerdo contigo, aunque añado una cuña de queso manchego a la combinación


Carlos Morales Navarro 30 noviembre, 2016

Uffff, ¿Qué tiene de bueno? Es uno de los mejores manjares de la gastronomía española! ¿Quién puede resistirse a un platito de jamón serrano con un vinito en buena compañía? ¡Ibérico por supuesto! Y ahora que se acercan las navidades...


Añadir comentario