Prebióticos y probióticos: sustancias que pueden mejorar tu salud

Los prebióticos y los probióticos son sustancias naturales presentes en los alimentos que tienen efectos beneficiosos para nuestro organismo como es que mejoran el sistema inmunológico y el sistema gastrointestinal.

Con una alimentación variada, saludable y equilibrada podemos cubrir todas nuestras necesidades.

Veamos qué son y en qué alimentos podemos encontrarlos

prebioticos-y-probioticos

Prebióticos

Son sustancias no digeribles (inulina, lactulosa, oligofructosa, oligosacáridos de la leche y galacto oligosacáridos) presentes en los alimentos tales como la fruta, las verduras, las hortalizas y los cereales integrales.

Como no los podemos digerir pasan a nuestro intestino (colon) donde alimentan a las bacterias buenas que allí viven y disminuyen el número de microorganismos potencialmente patógenos, lo que mejora nuestra salud gastrointestinal, la síntesis de vitaminas B y la absorción de calcio.

Una de sus características, es que deben favorecer el crecimiento de ciertas bacterias (bifidobacterias y lactobacilos) que ejerzan beneficios para la salud.

Probióticos

Son las bacterias buenas o sustancias activas presentes en los productos lácteos fermentados como el yogur, el kéfir y los quesos curados, también se encuentran en el col fermentada, el miso (pasta de habas y arroz fermentada) y el tempeh (soja fermentada).

Estos cultivos activos ayudan a repoblar las bacterias intestinales para equilibrar la flora intestinal, reducen la incidencia y la gravedad de las diarreas, en definitiva, mejoran la salud gastrointestinal.

Mientras que hay estudios que muestran que los probióticos ayudan a mejorar el sistema inmune debilitado y mejoran ciertos síntomas del síndrome del intestino irritable, no hay evidencia de que los probióticos ayuden al mantenimiento de la remisión de la enfermedad de Crohn.

Combinación perfecta

Estas dos sustancias se necesitan mutuamente ya que los prebióticos son el alimento de los probióticos. De aquí que tu alimentación deba ser variada. Aunque no es necesario que se tomen juntos.

 

Olvídate de los suplementos, no son necesarios, los alimentos te proporcionan todo lo que necesitas para tener una salud de hierro.

 

Ejemplo práctico para mejorar tu salud intestinal y tu sistema inmunológico

  • Desayuno

Toma un yogur o un vaso de kéfir con una tostada integral con tomate y una cuña de queso curado.

  • Almuerzo o merienda

Toma una pieza de fruta con un yogur (sin azúcares añadidos).

  • Comida

Toma una ensalada de alcachofas, espárragos, lechuga, tomate, pepino y ajo, unas lentejas con arroz integral y un kiwi.

  • Cena

Toma un puré de verduras que lleve puerro, cebolla, calabaza, calabacines y una patata pequeña, un pescado, carne o tempeh con col fermentada (suena mal pero está muy rica) y una fruta o un yogur.

 

Toma mucha verdura, fruta y un poquito de proteínas y tu cuerpo te lo agradecerá.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 

Lecturas relacionadas:

 


Añadir comentario