¿Es más sana la leche sin lactosa?

Los productos sin lactosa están de moda

Solo hay que ver cómo ha aumentado su presencia en los supermercados y cómo se ha incrementado la publicidad.

Pero ¿realmente son mejores para nuestra salud?

¿Es mejor la leche sin lactosa?

 

Leche sin lactosa: ¿Es la mejor opción?

La leche sin lactosa es la mejor opción solo si somos intolerantes a la lactosa. Si no es así, no hay ninguna razón por la cual deberíamos consumir este tipo de productos.

No son más saludables, ni más digestivos que la leche con lactosa.

 

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La lactosa es el azúcar de la leche, y está formado por la unión de glucosa y galactosa.

Para poder pasar del intestino a la sangre, la glucosa y la galactosa tienen que separarse, y para eso en el intestino hay una enzima llamada lactasa, que funciona a modo de tijera.

Cuando hay un déficit de lactasa, es cuando no se tolera la lactosa y aparecen los problemas.

Si la lactasa no puede romper la lactosa de la leche, acaba fermentando en el intestino, y es cuando surgen los síntomas típicos de la intolerancia a la lactosa: gases, acidez, hinchazón abdominal, molestias estomacales, diarreas y vómitos.

Es en este caso cuando se debe tomar leche sin lactosa

Es mejor la leche sin lactosa

¿Una persona con intolerancia a la lactosa no debe tomar ningún producto que la contenga?

Pues va a depender del grado de intolerancia.

Hay personas que no toleran la leche, pero sí toleran bien el yogur. En el yogur parte de la lactosa de la leche del que está hecho se ha transformado en ácido láctico, por lo que la cantidad de lactosa es menor.

También puede haber casos de personas que no toleran ni la leche ni el yogur pero que sí toleran el queso. Esto sucede porque durante el proceso de maduración del queso prácticamente se pierde casi la totalidad de la lactosa de la leche.

Si una persona tiene una intolerancia del 100 % no debe tomar ni leche, ni yogures, ni queso. En estos casos es cuando los productos sin lactosa son indispensables.

 

Una curiosidad que quizás no sepas

A la leche sin lactosa no se le extrae la lactosa, sino que se le añade enzima lactasa. Con lo cual la lactosa de la leche se hidroliza en sus partes: glucosa y galactosa.

La forma habitual de añadir lactasa a la leche es agregar ciertos microorganismos que producen lactasa, como levaduras u hongos.

El resultado es una leche más dulce, ya que la capacidad edulcorante de la lactosa es menor que la de la glucosa y la galactosa que la componen.
En este vídeo, el Dr. Juan Madrid nos explica si deberíamos tomar leche sin lactosa o no:

 

Lecturas relacionadas:

 

Etiquetas:

Añadir comentario