4 Trucos para recuperarte de los excesos navideños

Durante las fiestas comemos y bebemos más de la cuenta. Según vimos en este post se puede llegar a engordar una media de 2-4 kilos si no estamos atentos.

Como resultado de comer más y de hacer menos deporte nos encontramos más pesados, con problemas gastrointestinales e incluso un poco deprimidos.

Estos sencillos trucos pueden ayudarte a combatir los excesos navideños sin realizar grandes cambios en tu vida

excesos-en-navidad

Tu fuente principal de hidratación debe ser el agua

¤ Olvídate de los zumos de frutas para comer o cenar aunque pienses que es más sano, porque no lo es.

  • Al exprimir una naranja o licuar una fruta, estás quitando una parte importante de la fibra, con lo cual el zumo se comporta como una bebida azucarada.
  • La fibra ayuda a que el azúcar pase lentamente a la sangre, comportándose como un hidrato de carbono complejo.
  • Si le quitamos la fibra, el azúcar se comporta como un hidrato de carbono simple produciendo picos de glucemia de la sangre.

¤ Olvídate de las bebidas azucaradas o bebidas energéticas

  • El consumo de estos líquidos puede producir caries, obesidad, aumentar la tensión arterial, etc., y en exceso pueden dar lugar a problemas cardiovasculares incluso en personas sanas.
  • Los riesgos principales de las bebidas energéticas se deben a la gran cantidad de cafeína y azúcar que contienen. Combinadas con  alcohol pueden ser muy peligrosas para la salud.

Cada comida debe tener 3 platos, pan y agua.

  • El primero debe contener una pieza de fruta puede ser un plátano, pera, melón, sandia, piña, papaya, manzana, 2 mandarinas, kiwi, etc.
  • El segundo debe ser un plato grande de verduras y hortalizas como una ensalada, gazpacho, salmorejo, puré de verduras, champiñones rehogados con ajos, alcachofas con cebolla y pimenta, verduras plancha, menestra, etc.
  • El tercero debe ser un plato pequeño que contenga proteínas como un asado/guiso de pescado o de pollo.
  • 2-3 dedos de pan integral y 1-2 vasos de agua, según tu apetencia
  • Debes comer entre 2 – 3 piezas de fruta al día.

 

Tu principal fuente de grasas debe ser el aceite de oliva virgen

El aceite de oliva virgen y los frutos secos contienen grasas saludables que pueden ayudarte a mantener un peso saludable.

  • El Estudio Predimed demostró que consumir aceite de oliva virgen sin restricciones junto con la Dieta Mediterránea no aumentaba el peso de los participantes y que suplementar esta misma dieta con frutos secos tampoco lo hacía.
  • Consumir aceite de oliva virgen y frutos secos diariamente pueden ayudarte a controlar tu apetito, ya que su poder saciante es muy elevado.

Las grasa que nunca debes consumir son aquellas que lleven en su composición (y para ello es necesario leer el etiquetado nutricional) grasas trans. Estas grasas tienen un alto poder aterogénico, que pueden aumentar la probabilidad de que sufras un accidente cerebrovascular.

 

Realiza ejercicio físico

La falta de tiempo no puede ser una excusa para no hacer deporte, tu salud depende de ello.

Esta actividad debe formar parte de tu vida diaria.

Mi consejo es que te pongas en el móvil estas 2 aplicaciones:

– Un podómetro que cuantifique el número de pasos que haces al día.

  • Debes tratar de llegar a los 10.000 pasos y si ya los haces, sube a 15.000.
  • Los cambios son notables en poco tiempo.

– Ejercicios de alta intensidad (HIT) que duren 7-8 minutos

Estos ejercicios son fantásticos para aumentar el metabolismo basal de tu organismo.

El ejercicio físico te ayudará a ser más feliz, más positivo y a mejorar tu calidad de vida.

 

Lecturas relacionadas:


Añadir comentario