¿El consumo de ácido palmítico favorece el desarrollo de metástasis?

Recientemente los medios de comunicación se han hecho eco de un estudio que relaciona el desarrollo de metástasis con el consumo de ácido palmítico ¿qué sabemos de este estudio?

¿El consumo de ácido palmítico favorece el desarrollo de metástasis?

Empecemos por lo que se sabía…

Imaginemos una célula redonda que está rodeada por una membrana, la cual tiene una serie de cerraduras llamadas receptores y, por otro lado, hay una serie de sustancias que son las llaves de esas cerraduras, que cuando se meten en el receptor lo abren, es decir, producen una serie de modificaciones que hacen que la célula actúe de una u otra manera.

Antes de este estudio se sabía que había unas células llamadas CD44+, que tenían unos receptores para las grasas llamados CD36 y que si se activaban estos receptores favorecían el desarrollo de metástasis y que si se eliminaban las células CD44+, el cáncer no desarrollaba metástasis.

Con este nuevo estudio ¿qué se ha averiguado?

Lo que se ha hecho es que los investigadores cogieron un grupo de ratas y les inocularon, le introdujeron en su organismo, un cáncer oral. Se sabía ya de antes que aproximadamente el 30% de las ratas iban a desarrollar metástasis.  Lo que hicieron en este estudio fue que en lugar de dar una cantidad normal de grasas en la dieta, le dieron un 15% más y entonces comprobaron que con este aumento de grasas el número de metástasis pasaba del 30% al 80%. Suplementaron a estas ratas con ácido palmítico y  prácticamente el 100% de las ratas desarrollaron metástasis.

¿Qué es el ácido palmítico?

El ácido palmítico es un ácido graso saturado, que está en muchos alimentos, pero sobre todo está en el aceite de palma, de hecho, el 45% del aceite de palma es ácido palmítico.

Esta relación entre el ácido palmítico y la metástasis ¿se da en otros tipos de cánceres o solo en el oral?

Como bien dices, esto es una relación y no podemos decir que sea la causa, los investigadores lo que han encontrado es una relación entre el consumo del ácido palmítico y el desarrollo de metástasis en estas ratas que tenían cáncer, pero falta por demostrar que sea la causa.

Se ha visto que no solo es para los cánceres orales sino que también es para cáncer de pulmón, cáncer de vejiga, etc.

Parece ser que es el receptor CD36 el que podría ser un iniciador del desarrollo de metástasis en cualquier tipo de cáncer.

Esta es una investigación muy relevante y ¿cuál es el siguiente paso?

En humanos todavía no se ha podido aplicar pero hay investigaciones en las que se ha visto que si nosotros bloqueamos ese receptor, con una llave que lo bloqueé pero que no lo pueda activar (a esto se le llama anticuerpo) si con estos anticuerpos nosotros bloqueamos al receptor, se ha visto que las ratas no desarrollan las metástasis, con lo cual, es una línea de investigación muy importante y muy interesante. Estos anticuerpos todavía no se pueden utilizar en el ser humano, para ello necesitan más estudios para comprobar que se pueden utilizar.

Y mientras tanto ¿qué hacemos con esta información? ¿cómo la utilizamos?

Mientras tanto lo que hay que hacer es una alimentación adecuada, como muchas veces hemos dicho, y realizar una alimentación adecuada con respecto a las grasas. En nuestra alimentación la fuente más importante de grasa debería proceder del aceite de oliva virgen, es decir, el 50% de las grasas que consumimos deberían de ser monoinsaturada (ácido oleico), el 25% de grasas poliinsaturadas y el otro 25 % de grasas saturadas, en la cual, pueden intervenir unas pequeñas cantidades de ácido palmítico. Pero lo que no se debe de hacer es comer alimentos que sean ricos en ácido palmítico, como puede ser la bollería industrial o como pueden ser muchos otros alimentos en las cuales vemos que les han añadido como componente aceite de palma.

¿Cómo podemos saber qué alimentos tienen ácido palmítico, este aceite de palma?

A veces es difícil saberlo porque en el etiquetado nutricional no viene claro. Nosotros estamos pidiendo que en los ingredientes no pongan solo la palabra general “aceites vegetales”, sino que digan qué tipo de aceite vegetal lleva, deberían especificar si es de girasol, de maíz, de palma, de coco, etc.

Hay que obligar a la industria a que pongan qué tipo de aceite ha utilizado y mi consejo es que cuando ponga aceites vegetales y no diga cual, la idea es no comprar ese producto.


2 Comentarios
JUAN CARLOS 20 octubre, 2017

Felicidades por su labor de divulgación. Una reflexión: el ácido palmítico está presente en muchas de las grasas y aceites que consumimos habitualmente, si bien es cierto que no en un porcentaje tan alto como en el caso del aceite de palma, pero si por encima del 20% en grasas lácteas y de origen animal.

Dr. Juan Madrid 20 octubre, 2017

Buenos días Juan Carlos, gracias por compartir tu reflexión con nosotros. Las grasas lácteas aunque son saturadas se está viendo que si se mantiene en una proporción adecuada son más saludables que perjudiciales para la salud. El problema de las grasas saturadas es que en exceso aumenta el riesgo de producir colesterol. Según la OMS el aporte calórico de las grasas saturadas debe ser inferior al 10 % del total de grasas que consumimos, vengan de donde vengan.


Añadir comentario