Dieta para personas sin vesícula biliar

La vesícula biliar es un órgano muy pequeño situado debajo del hígado cuya principal función consiste en almacenar la bilis producida por el hígado y verterla en el intestino delgado (duodeno) para facilitar la digestión de las grasas.

Cuando se ingiere un alimento, se activan una serie de señales hormonales y nerviosas, que provocan la expulsión de la bilis por parte de la vesícula biliar.

¿Pero qué sucede cuando una persona no tiene vesícula biliar, qué alimentación debe seguir?

persona-sin-vesicula-biliar

Cuando una persona es operada de vesícula, la bilis no tiene un lugar donde almacenarse, de modo que el hígado va expulsando bilis continuamente al intestino delgado.

Esto afecta a la digestión de las grasas, al colesterol y a las vitaminas liposolubles, que al no ser emulsionadas por la bilis, pasan más tiempo en el organismo, enlenteciendo la digestión.

Aunque un exceso de grasas puede producir determinados síntomas como gases, inflamación y diarrea, más del 90 % de las personas que son operadas de vesícula pueden volver a realizar una alimentación normal en poco tiempo, ya que el cuerpo se adapta con facilidad.

 

Hábitos dietéticos para personas sin vesícula biliar

  • Realizar 5 comidas al día y evitar que sean muy copiosas o grasas, con el objetivo de facilitar la digestión.
  • Beber mucha agua al día. Las infusiones son recomendables pero sin azúcar.
  • Tomar abundantes verduras evitando las que te produzcan flatulencia.
  • Tomar fruta a ser posible con el estómago vacío y esperar 20 minutos para comer otra cosa.
  • Tomar cereales integrales para combatir el estreñimiento. Las semillas de lino o linaza pueden ayudarte.
  • Como fuente principal de grasa se debe utilizar aceite de oliva virgen. Otras fuentes permitidas son el aguacate y los frutos secos.
  • Tomar pescados, carnes y lácteos no grasos.
  • Tomar legumbres en cantidades moderadas ya que en exceso pueden producir gases. Una solución puede ser pasarlo por un chino para quitar la piel.
  • Las técnicas culinarias recomendadas son a la plancha, asado, al papillote, al vapor o al microondas.
  • Evitar los productos light, leche entera, harinas refinadas, alimentos procesados, alimentos ricos en grasas, los fritos, carnes rojas, comida rápida, embutidos, azúcar, refrescos, salsas y aliños.

En general tomar alimentos ricos en fibra y pobres en grasa animal para mejorar el tránsito intestinal.

Estilo de vida adecuado

  • Hacer ejercicio físico diario para que el intestino se mantenga activo.
  • Reducir el nivel de estrés y de ansiedad del día a día ya que son factores que repercuten en el hígado y en la vesícula biliar.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación me puedes encontrar en dietistamurcia

 

Lecturas relacionadas:


Añadir comentario